La paradoja del espectador Sección Profesionales

LA PARADOJA DEL ESPECTADOR.
CLIMA/ATMÓSFERA Y DISEÑO ESCÉNICO

Un concepto que hemos recibido de la tradición del diseño teatral chileno, en especial en la iluminación teatral, es el de “atmósfera”. Este término produce una gran variedad de resonancias a causa de sus múltiples sentidos (atmósfera dramática, de color, de materialidades, de sonoridades, entre muchas otras) y nos permite ingresar en el problema del espectador de la escena contemporánea.

El espectador puede estar situado ante la obra desde una distancia racional que le permite a través de ella, huir de lafascinación de la apariencia ilusionista y la identificación con los personajes. Este modo de situarse ante la obra propone una ubicación mental del espectador. En el lugar opuesto, Artaud invita a abolir la distancia y a involucrarse en ella, dejando de ser un espectáculo (como algo que observo desde el exterior), transformándola en una experiencia en la que es preciso sumergirse.

Lo que nos interesa aquí es poner en valor la persistencia de la disyuntiva entre la posición del espectador/observador y el espectador/participante. El primero se ubica en el lugar de la perspectiva crítica y el segundo busca la inmersión en la obra. El concepto de inmersión es, entonces, la forma concreta en que el espectador participa de la atmósfera, es decir, la atmósfera/clima no es observada desde una posición lejana, sino que se explora y se atraviesa.

La atmósfera, concepto muy cercano al paradigma realista y por ello relacionado con el impacto emocional en el espectador, opera aquí en favor de su reflexión: debe decidir la manera en que se relaciona con la obra que tiene ante sus ojos: a través de la inmersión o a través de la observación. Además, a través de un recorrido espacial se verá obligado a cambiar de perspectiva constantemente.

El dispositivo espacial en la Sala A-10, Colloredo-Mansfeld Palace, Praga:La propuesta aborda el concepto de Clima en tanto una experiencia de inmersión (crítica) en atmósfera(s) que dan cuenta de temperaturas, cualidades de luz/color y ambientes dramáticos de las variadas manifestaciones escénicas en Chile.

Las 24 obras presentadas, pertenecientes a 14 diseñadores escénicos representativos del quehacer
en la escena chilena de los últimos cuatro años, están organizadas según las diferentes atmósferas de color, dramáticas y geográficas, que se van desarrollando a través de un recorrido por la sala. Las obras aparecerán en un “fade-in”que se activa al acercarse el espectador y desaparecerán cuando éste se aleje.

Cada obra se mostrará a través de un video de corta duración –a modo de un gif animado–, junto con imágenes fotográficas retroiluminadas.