La ciudad que recibirá a los «selknams»

El colectivo artístico «Complejo Conejo» ganó un cupo para la Bienal de Diseño y Performance de esa ciudad de la República Checa, en la categoría Tribu. Se disfrazarán con trajes de onas que representan un rito y pasearán por las calles europeas.
El centro histórico de Praga, capital de República Checa, verá pasar por sus calles una performance inédita. Entre sus museos, estaciones de metro, supermercados y palacios, caminarán cinco chilenos vestidos con trajes que pesan casi dos kilos. Los ropajes, hechos con arpillera y terciopelo rojo -que emula las heridas de una etnia exterminada-, buscan representar el ritual Hain, realizado en los siglos pasados por la cultura milenaria selknam, cuyos miembros llegaron antes a Europa en lamentables espectáculos de zoológicos humanos.

El proyecto está a cargo del colectivo artístico «Complejo Conejo», formado por estudiantes de la Universidad de Chile vinculados al Diseño Teatral, y que decidieron juntarse en 2011 para realizar intervenciones urbanas que buscaban impactar, en el contexto de las demandas estudiantiles que se pidieron ese año.

Uno de sus siete miembros, Pedro Gramegna, explicó que su colectivo surgió como una forma de ridiculizar «la represión que se vivía en esos momentos» y que eligieron la figura del conejo para hacer alusión a la ficción y a la parodia. «Es inevitable pensar en Alicia en el País de las Maravillas al evocar un conejo», comentó.

Tras quedar en la bienal, comenzaron a ingeniárselas para financiar el viaje. Por el momento, consiguieron que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) les pague los pasajes para irse el 15 de junio y volver en julio.

¿Zombies o indígenas?

La cultura selknam u ona, tiene carácter milenario y se ubicó en la zona norte de Tierra del Fuego, al extremo sur de Chile y Argentina. Eran cazadores, recolectores y tenían múltiples rituales que despertaron el interés de investigadores que alcanzaron a conocerlos en carne propia, en años en que todavía vivían descendientes puros. La investigadora franco estadounidense, Anne Chapman y el sacerdote y etnólogo, Martín Gusinde, fueron algunos de los que se dedicaron a descubrir sus secretos, tales como el espiritual y enigmático ritual de Hain.

John Álvarez, miembro de Complejo Conejo y diseñador de los trajes que viajarán a Praga antes que ellos, detalló que el proceso de construcción de las vestimentas duró cerca de dos meses. «Queremos llevar de vuelta a Europa a los selknam. Para eso, nos vestimos el cuerpo completo con trajes que representan a espíritus del Hain (ceremonia ona)», señaló.

Álvarez contó que hace unos días hicieron el ensayo de la actuación que tendrán en las calles de Praga, acá en Santiago. Las reacciones fueron diversas y algunas algo extrañas. Salieron a caminar desde Rosas hasta el GAM, en Alameda y, mientras avanzaban a paso acompasado al mismo ritmo, la gente se daba vuelta a mirarlos. Algunos los aplaudían, otros los reconocían como onas, pero otros se enojaban y los mandaban a estudiar confundiéndolos con manifestantes del movimiento estudiantil. Varios transeúntes incluso, relató Álvarez, los confundieron con zombies, extraterrestres o monstruos. «Hay muchas personas en Chile que no conocen a los selknam», corroboraron en la práctica.

En República Checa, el recorrido partirá en el Museo Náprstek, seguirá por la estación de metro Starometska, cruzará un mall y terminará en el Palacio Colloredo-Mansfeld. Por sus calles repletas de adoquines, los cinco chilenos que viajarán pretenden reivindicar a esta cultura y llevar a sus espíritus que representan una cosmovisión que va desde los accidentes geográficos, a la luna, el Sol y el cielo.

Ceremonia Hain

El psicólogo de la UC, Pietro Montagna, encabeza por estos días una investigación que busca establecer quiénes y cómo reviven sus tradiciones los descendientes de los onas. Explicó que en el Hain, «a los adolescentes se les saca del hogar y pasan al mundo adulto, donde comienzan a representar a espíritus para que, supuestamente, las mujeres crean que las tienen dominadas estos seres», expresó. Sin embargo, recalcó, la investigación de Chapman dio con una explicación más ecuánime para hombres y mujeres, que señalaba que el ritual era sólo eso y que tanto hombres y mujeres sabían de qué se trataba. El rito está también asociado al Kloketen, la iniciación en las actividades de caza. Estas tradiciones se asocian a leyendas donde espíritus como Xalpen o Shoort cumplen sus roles, en tanto seres que configuran a la luna en la tierra o el cielo en forma de piedra.

Ver nota original en hoyxhoy.cl